COLOR2.GIF (68 bytes)

ALCMEON 14

Comentario de libros

Anatomía de la mente. Ensayo sobre los fundamentos neurobiológicos de la psiquiatría.

Juan Carlos Golda,


Buenos Aires, Salerno, 1994.
Uno de los temas teóricos más acuciantes y problemáticos de las actuales denominadas neurociencias, es elaborar un modelo sobre el funcionamiento de la mente en relación con el cerebro. Es, desde ya, un viejo problema. En este siglo disponemos de varios modelos mente-cerebro que conviene tener presente: el de Luria, Penfield, Pribram, Pavlov, Ashby, Cuglieri, Sperry, Eccles, etcétera, y los últimos esquemas computacionales. Sin lugar a dudas, muchos han sido producto de una finísima especulación teórica más que de una elaboración surgida de hechos reales. Sin embargo, por un lado hace falta un modelo que tenga pie firme en los hechos que brinda la actual Neurobiología, y por el otro, en los hechos que brinda la Clínica Psiquiátrica, el gran juez de todos los acontecimientos. Y en este círculo quiero presentar el modelo del Dr. J.C. Goldar, médico psiquiatra y neurobiólogo argentino, que en este ensayo trata sobre los fundamentos neurobiológicos de la Psiquiatría. Nuevamente se parte de la Patología para concebir la normalidad. Esta obra no ha sido valorada aún, ya que la enseñanza actual de la Psiquiatría, en lo referente a modelos neurobiológicos de la mente, los ha olvidado, ya que no tienen en sí mismos finalidad práctica inmediata. Pero el hecho es que la única manera que tiene de progresar la Neurobiología actual es con la creación permanente de proyectos teóricos para futuras investigaciones. Frente a la maquinaria de alta complejidad de investigación del Primer Mundo, me pregunto si habrá interrogantes teóricos tan medulares como el que plantea Goldar, que siempre dice que lo más importante es tener un modelo, aunque sea insuficiente. De todos modos, a pesar del sinnúmero de cuestiones respecto de la mente que aún no tienen respuesta, ya es hora, por lo vertiginoso, que se vayan conociendo estos modelos y su evolución ulterior, que seguramente se producirá. Tenemos la suerte de tener a un pensador a nivel nacional y latinoamericano que partiendo de la observación cotidiana de la patología mental más grave - las psicosis - nos presenta hoy un ensayo para pensar cómo funciona, acaso, la mente y el cerebro. Esto me parece alentador, estimulante y gratificante desde todo punto de vista.
Alberto Monchablon
Buenos Aires, Salerno, 1994.
Uno de los temas teóricos más acuciantes y problemáticos de las actuales denominadas neurociencias, es elaborar un modelo sobre el funcionamiento de la mente en relación con el cerebro. Es, desde ya, un viejo problema. En este siglo disponemos de varios modelos mente-cerebro que conviene tener presente: el de Luria, Penfield, Pribram, Pavlov, Ashby, Cuglieri, Sperry, Eccles, etcétera, y los últimos esquemas computacionales. Sin lugar a dudas, muchos han sido producto de una finísima especulación teórica más que de una elaboración surgida de hechos reales. Sin embargo, por un lado hace falta un modelo que tenga pie firme en los hechos que brinda la actual Neurobiología, y por el otro, en los hechos que brinda la Clínica Psiquiátrica, el gran juez de todos los acontecimientos. Y en este círculo quiero presentar el modelo del Dr. J.C. Goldar, médico psiquiatra y neurobiólogo argentino, que en este ensayo trata sobre los fundamentos neurobiológicos de la Psiquiatría. Nuevamente se parte de la Patología para concebir la normalidad. Esta obra no ha sido valorada aún, ya que la enseñanza actual de la Psiquiatría, en lo referente a modelos neurobiológicos de la mente, los ha olvidado, ya que no tienen en sí mismos finalidad práctica inmediata. Pero el hecho es que la única manera que tiene de progresar la Neurobiología actual es con la creación permanente de proyectos teóricos para futuras investigaciones. Frente a la maquinaria de alta complejidad de investigación del Primer Mundo, me pregunto si habrá interrogantes teóricos tan medulares como el que plantea Goldar, que siempre dice que lo más importante es tener un modelo, aunque sea insuficiente. De todos modos, a pesar del sinnúmero de cuestiones respecto de la mente que aún no tienen respuesta, ya es hora, por lo vertiginoso, que se vayan conociendo estos modelos y su evolución ulterior, que seguramente se producirá. Tenemos la suerte de tener a un pensador a nivel nacional y latinoamericano que partiendo de la observación cotidiana de la patología mental más grave - las psicosis - nos presenta hoy un ensayo para pensar cómo funciona, acaso, la mente y el cerebro. Esto me parece alentador, estimulante y gratificante desde todo punto de vista.
Alberto Monchablon

Contáctenos.